El tribuno Aquilio y la responsabilidad en la comunicación

Juan Calparsoro D. Juan Calparsoro, Excmo. Fiscal Superior del País Vasco, inauguró este lunes 25 las IX Jornadas con su ponencia sobre la responsabilidad en la comunicación de emergencias. Y gracias al Sr. Calparsoro tuvimos la oportunidad de conocer al tribuno Aquilio Galo, ¿quién nos iba a decir que alguien que vivió en el siglo I antes de Cristo estuviera tan de actualidad al hablar de las comunicaciones en emergencias?.

La lex Aquilia o ley Aquilia del derecho romano era la que establecía una indemnización a los propietarios de los bienes lesionados por culpa de alguien. La ley Aquilia no obligaba a reemplazar un objeto, esclavo muerto o animal de rebaño, sino a exigir una indemnización monetaria.

Porque ¿qué pasa cuando no se ha comunicado una alerta? o ¿cuando los consejos dados no han sido los adecuados?. ¿Existe una responsabilidad civil o penal, en su caso?

derecho_romano_1

Lo cierto es que no existe una norma especial que trate estos supuestos, de aquí que el Tribuno Aquilio viniera a las Jornadas. El concepto de responsabilidad aquiliana subyacería al tratar de abordar donde está la responsabilidad en la comunicación en emergencias.

El código civil si hablaría del concepto de acción u omisión. Pero siempre habrá que establecer una relación de causalidad, de que se ha producido un daño como consecuencia de esta acción u omisión para poder hablar de culpa o negligencia. Ya que en sí misma la omisión de emitir una alerta no causa nada, aunque no se haya evitado que se generara el daño que es su propósito principal.

Esta es la situación, no hay norma especial y haría falta establecer una relación de causalidad entre la acción u omisión y el daño causado, para establecer una responsabilidad civil o penal en la comunicación errónea o la falta de ella.

Pero todo llegará, hoy nadie duda de la tremenda responsabilidad “social” en la emisión de alertas y su capacidad de evitar que se produzcan daños. Muy interesante tema, para seguir reflexionando sobre ello.

 

 

 

mayo 26, 2015

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *