Los riesgos que entraña el cambio climático exigen nuevas medidas a las instituciones

Los participantes en las XII Jornadas de Riesgos y Emergencias han alertado de los peligros que entraña el cambio climático, y han recomendado a todas las instituciones poner en marcha planes de adaptación y estratégicos para anticiparse a las consecuencias del calentamiento global y la subida del nivel del mar que se producirá los próximos años.

Como ejemplo de los efectos a los que deberán enfrentarse ayuntamientos y demás instituciones, durante la segunda sesión de las jornadas se ha proyectado un video que simulaba cómo afectaría la subida del nivel del agua dentro de unas décadas al donostiarra barrio de Gros, que aparecía totalmente inundado durante un día de temporal con marea alta.

Entre los distintos escenarios barajados por los expertos, incluso en el caso de que las reducciones de CO2 se reduzcan a cero (una situación altamente improbable), el nivel del mar subiría en la costa guipuzcoana 40 centímetros en 2100, lo que supondría la pérdida de 11 metros de playa. Si por el contrario las emisiones siguen incrementándose, para esa fecha el nivel del mar podría subir incluso 80 centímetros para esa misma fecha, lo que equivaldría a una pérdida de 23 metros de playa. Sin olvidar que la temperatura del agua también sería más alta, lo que implica mayor número de temporales y un incremento de su virulencia.

Ante este panorama, los tres ponentes que han abordado este tema, María Mar Alonso, de la sociedad pública IHOBE; Gemma García, de la división de Energía y Medio Ambiente de Tecnalia, y Manuel González, jefe de Observación y Sistemas de Datos de AZTI, han recomendado actuaciones urgentes. El objetivo de limitar el calentamiento del planeta a 1,5 C para el año 2030 es vital para evitar el desastre climático, y han animado a todas las administraciones a tomar medidas para paliar las emisiones y prepararse para los nuevos escenarios provocados por el cambio climático. De hecho, durante las sesiones se han comentado los casos de varios municipios vascos que ya han puesto en marcha diversos planes de actuación, entre los que se han citado Legazpi, Errenteria, Donostia o Bakio.

Durante esta segunda jornada también se han abordado las implicaciones éticas del Big Data y su relación con el uso de los datos privados de los ciudadanos. Sobre estas cuestiones han intercambiado opiniones y experiencias Juan Carlos Rodríguez, de la Escuela de Innovación Profesional AEG; Saioa Mujika, directora de la delegación Norte de Mercanza, Jorge Campanillas, abogado especialista en Tecnologías de la Información y Jorge Armando Bermúdez, fiscal al servicio de Criminalidad Informática.

Durante la jornada también se ha concedido el Premio al Esfuerzo y la Innovación a IIS Biodonostia por el trabajo realizado en distintos campos a lo largo de los últimos años en investigación biosanitaria. Ha recogido el premio Julio Arrizabalaga, director de Biodonostia, de manos de Fernando Larrañaga, coordinador general de las jornadas.

 

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Marque como favorito el Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *