Argomaniz alerta de los riesgos que conllevan los espectáculos gratuitos sin control de aforo

  • El promotor de Get In ha participado en las XI Jornadas de Gerencia de Riesgos y Emergencias, donde ha reclamado que se apuesta por el Velódromo o Ilunbe como recinto multiusos y se invierta en su adaptación a la actual normativa de seguridad 
  • Marina Abad, profesora de Turismo en la Universidad de Deusto, ha defendido que en Donostia no existe “saturación turística”, aunque ha recomendado la puesta en marcha de un sistema de indicadores para mantener el turismo en niveles adecuados
  • Ignacio Garayalde Vélaz, abogado del Colegio de Mediadores de Seguros de Gipuzkoa, ha asegurado que es complicado cumplir la normativa en la organización de eventos al existir “mucho reglamentismo”
  • Durante la jornada inaugural, se ha entregado el premio al Esfuerzo y la Innovación a la empresa Tecnalia

Iñigo Argomaniz, promotor de Get In, ha reclamado a las instituciones que acometan un proyecto de adecuación, “aunque sea costoso”, para permitir que el velódromo donostiarra o el recinto multiusos de Illunbe acojan eventos con 8.000 o 10.000 asistentes y cumpliendo la actual normativa de seguridad. El responsable de buena parte de los grandes conciertos que han llegado a Donostia durante los últimos 27 años ha afirmado que la ciudad, que fue pionera en la organización de conciertos, “no ha sabido adecuarse a los nuevos tiempos”.

Durante la primera sesión de las XI Jornadas de Gestión de Riesgos y Emergencias, iniciadas hoy en el centro Joxe Mari Korta de la UPV/EHU, Argomaniz ha recordado que en los años 80, con conciertos como los de Roxy Music o Miguel Ríos, el Velódromo de Anoeta acogió a 16.000 espectadores, una “barbaridad” imposible hoy en día, tal como ha reconocido. De hecho, el aforo actual de este recinto está cuantificado en 5.000 personas.

Por ello, Argomaniz cree imprescindible adecuar, o bien Illunbe o bien el Velódromo, de forma urgente, para dotar a la ciudad de un espacio con todas las garantías para acoger espectáculos con hasta 10.000 asistentes, ya que “por costes, los de 5.000 asistentes no son viables”. Además, ha alertado de que las ciudades del entorno, como Bilbao, Vitoria, Logroño, Santander y Zaragoza se han dotado de infraestructuras de las que carece hoy la capital Donostiarra.

De igual forma, Argomaniz ha alertado ante los riesgos que conllevan los espectáculos gratuitos en los que no se realiza un adecuado control de aforos, y ha lamentado que en ocasiones las medidas son “menos rígidas” que las que se exigen a los promotores privados en recintos cerrados.

Sobre la organización de conciertos, también ha intervenido en las jornadas Ignacio Garayalde Vélaz, abogado del Colegio de Mediadores de Seguros de Gipuzkoa, quien ha asegurado que es complicado cumplir escrupulosamente la normativa en la organización de eventos al existir “mucho reglamentismo”. Sin embargo, ha recordado que “la ignorancia de la ley no exime de su cumplimiento”. Como consejos, ha recomendado delimitar todas las tareas y responsabilidades, tanto de empresas participantes como de trabajadores, voluntarios incluidos, y asegurarse convenientemente.

Inauguración de la jornada

En la inauguración de las jornadas ha tomado parte Ernesto Gasco, concejal de Impulso Económico, Comercio, Hostelería y Turismo, quien ha alabado la profesionalidad y dedicación de todos los cuerpos relacionados con los riesgos y emergencias. Recordando sus responsabilidades municipales como edil de Movilidad y Seguridad Ciudadana, ha destacado la importancia de la prevención y la planificación en la organización de cualquier tipo de eventos. Y ha cerrado su intervención deseando a todos los participantes en las jornadas “que sigáis trabajando y que sigamos sin darnos cuenta”.

Por su parte, Antonio Casado da Rocha, director de Proyección Universitaria del campus de Gipuzkoa de la UPV/EHU, ha acogido como anfitrión las jornadas y ha deseado que sean “fructíferas”, ya que “responden a una demanda social”. Como dato, ha recordado que los sociólogos están hablando ya de una “sociedad de emergencia”.

Saturación turística en Euskadi y Donostia

La profesora de Turismo Marina Abad, de la Universidad de Deusto, ha defendido en su intervención que Euskadi en general, y Donostia en particular, están lejos de la saturación turística. Sin embargo, ha admitido que se está extendiendo en la sociedad una percepción de “exceso” de visitantes, junto a una preocupación por los límites de la capacidad de carga de las ciudades vascas. Por ello, ha recomendado la puesta en marcha de indicadores que permitan detectar cuándo la incidencia del turismo alcanza niveles excesivos y evitar así este riesgo.

Ante esta situación, Abad ha afirmado que el reto de los agentes públicos y privados relacionados con el turismo es la sostenibilidad económica, medioambiental y social, teniendo en cuenta el punto de vista de la sociedad residente.

Entrega de premios


Durante la jornada inaugural, se ha entregado el premio al esfuerzo y la innovación a la empresa Tecnalia. Fernando Larrañaga, coordinador general de las jornadas, ha hecho entrega del galardón a Nieves Murillo, responsable de proyectos del centro tecnológico, quien ha agradecido la distinción y ha afirmado que les anima “a seguir trabajando para que la sociedad sea cada vez más segura”.

Mayo 18, 2017

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*