Un incendio arrasa la planta de Campofrío en Burgos

Un incendio que está ya controlado pero permanece activo ha arrasado este domingo la planta principal de Campofrío, en Burgos, donde trabajan un millar de empleados. Se prevé que las labores de extinción se prolongarán uno o dos días.

Nadie ha resultado herido, pero a causa de la nube tóxica generada a consecuencia del incendio, cerca de 400 personas han sido evacuadas.

Los vecinos han podido regresar a sus casas a medida tarde, tras controlar las llamas y realizar una medición ambiental que concluyó que los niveles tóxicos en la atmósfera son negativos, con cero partículas de amoniaco. Aún así, se ha recomendado a los vecinos que se mantengan en el interior de sus viviendas con las ventanas cerradas.

El incendio se originó a las 6:45 de esta mañana por causas que aún no se han determinado, aunque la primera hipótesisapunta a un cortocircuito, si bien será fundamental la información que se pueda obtener una vez sea posible acceder al interior de la planta, donde todavía hay rescoldos y la temperatura es muy elevada, han informado fuentes municipales y de los bomberos.

El alcalde de Burgos, Javier Lacalle ha declarado que, a pesar de no haberse registrado explosión alguna, la fábrica de Campofrío, que cuenta en su haber con mil trabajadores, «ha quedado totalmente destrozada». Además, el primer edil burgalés ha asegurado que el Ayuntamiento hará «todo lo posible» para que Campofrío tenga «un futuro en Burgos».

Reunión de la dirección de Campofrío con los trabajadores

La dirección de la empresa ha mantenido una reunión con los trabajadores tras la que ha anunciado que realizará las actuaciones necesarias para reanudar la producción «cuanto antes».

Campofrío ha enviado a los medios de comunicación una nota con un mensaje de «tranquilidad a sus empleados, clientes, proveedores y consumidores», al tiempo que agradece el apoyo y la solidaridad recibida del Ayuntamiento de Burgos, la Junta de Castilla y León, La Delegación de Gobierno y otras instituciones y ciudadanos burgaleses.

Los responsables de la multinacional se muestran conscientes de los daños del siniestrosobre su actividad y aseguran que la compañía ha tomado «las medidas necesarias para garantizar el suministro de sus productos al mercado a través de sus otras fábricas, tanto en España como en otros países del grupo».

www.eitb.com

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Marque como favorito el Enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *