Los incidentes más graves en la Behobia-San Sebastián están relacionados con las altas temperaturas, no con la falta de revisiones médica

Los incidentes más graves registrados en los últimos años en la Behobia-San Sebastián están directamente relacionados con la temperatura, que en ocasiones provoca golpes de calor por esfuerzo por una deficiente hidratación por una deficiente aclimatación, sobre todo en los corredores locales. En el marco de las XII Jornadas de Gerencia de Riesgos y Emergencias, Iñigo Etxeberria, responsable de planificación de la prueba, ha desvelado que los análisis de los datos recabados confirman que a partir de 15 grados de temperatura, los problemas se multiplican año tras año. También ha apuntado que no existe una relación directa con el grado de entrenamiento o chequeos médicos. Como dato, los cuatro fallecidos en los últimos años habían pasado revisiones médicas y tenían una larga experiencia como deportistas; dos fallecieron por problemas cardiacos y los otros dos en condiciones de mucho calor..

Etxeberria ha recordado que la masiva participación en la prueba la convierte en “una catástrofe con hora y día anunciados”, por lo que la planificación y la logística, con la imprescindible colaboración de casi 2000 voluntarios, son claves para minimizar riesgos. “Al final, lo que salva vidas es la actuación urgente durante la carrera”.

Además, la organización advierte que el habitual consejo de que es necesario beber “aunque no tengas sed” es erróneo, porque durante las últimas pruebas han detectado situaciones de hiponatremia, una bajada del sodio en sangre que presenta síntomas similares a los del golpe de calor.

Como alternativas para controlar riesgos, la organización de la Behobia-San Sebastián ha llegado a plantearse la posibilidad de suspender el cronometraje cuando la temperatura suba de determinados grados, para evitar que los atletas que deseen llegar a sus objetivos sin adaptarse a las condiciones climatológicas se vean peligrosamente presionados.

Para contribuir a la sensibilización de los corredores, la Behobia-San Sebastián ha puesto en marcha una aplicación que calcula los ritmos aconsejables teniendo en cuenta el tiempo que pretende conseguir el atleta y su ritmo, pero también la temperatura y el viento del día de la prueba.

Etxeberria ha recordado que tanto el comité de expertos que asesora la carrera como la reciente Conferencia de Goteborg, con presencia de los maratones más prestigiosos del mundo, han llegado a la misma conclusión: más importante que los chequeos médicos es adaptar el ritmo de carrera a las condiciones climatológicas.

Tras esta primera sesión sobre planes de autoprotección en espectáculos públicos, el segundo debate de la mañana del martes ha versado sobre la seguridad de los edificios en caso de incendio, particularmente en los edificios ampliados mediante levante de plantas, que dificultan el cumplimiento de la normativa.
Por la tarde, se han analizado las consecuencias del cambio climático y la necesaria planificación y organización de los servicios de emergencia para dar respuesta a los fenómenos meteorológicos extremos, los problemas de salud o las migraciones, entre otros muchos efectos causados por el calentamiento del planeta. Para finalizar la jornada, se ha debatido sobre la dificultad para coordinar equipos en situaciones de emergencia. Los expertos han asegurado que se trata de situaciones que plantean grandes problemas de organización de operativos, y que exigen un gran trabajo previo, incluyendo los ejercicios de simulación de emergencias.

Premio al Esfuerzo e Innovación

En la jornada inaugural se ha entregado el premio al esfuerzo y la innovación a Kemen, la agrupación deportiva de personas discapacitadas creada en 1994. Fernando Larrañaga, coordinador general de las jornadas, ha hecho entrega del galardón a Fernando Odriozola, en nombre de Kemen.

mayo 29, 2018

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *