Los levantes en edificios y buenas prácticas en el diseño de la seguridad en caso de incendio

 

El martes 29 a las 11,30 horas celebraremos la segunda sesión de las XII Jornadas tratando la aplicación de buenas prácticas en el diseño de la seguridad en caso de incendio con el caso de los levantes en edificios de viviendas en el País Vasco.

Contaremos en esta sesión con Juan Bautista Etxeberria del Colegio Vasco-Navarro de Arquitectos, Haritz Orruño del Ayuntamiento de Donostia-San Sebastian e Itziar Rodríguez de la Escuela Técnico Superior de Arquitectura de Donostia. La mesa estará moderada por Estanis Fernandez Narbaiza vocal de la Junta del Colegio Vasco-Navarro de Arquitectos y profesional del estudio Arktelier Arquitectos.

La paulatina densificación de nuestras ciudades constituye una tarea inexorable a lo largo de los próximos años si queremos abordar los dos retos fundamentales a los que nos tendremos que enfrentar: la optimización de recursos, factor imprescindible para abordar el reto de una sociedad más sostenible y el envejecimiento de la población que forzará la utilización intensiva del centro de las ciudades, especialmente, las más grandes y dotadas con más servicios.

Las ciudades del País Vasco no son ajenas a esta tendencia, y la Administración debe establecer con claridad mecanismos inequívocos de intervención en esos entornos consolidados.

Varios factores, como el precio del suelo o la configuración geográfica de nuestras ciudades, convierte cada vez en más habituales las intervenciones de ampliación mediante levante de plantas. 

Pese a su enorme potencial como forma de densificación, los levantes, y particularmente aquellos que se diseñan sobre edificios existentes de viviendas, se enfrentan a un gran problema cuando se aborda el cumplimiento del requisito de Seguridad en Caso de Incendio. Los bloques de viviendas de cascos antiguos y ensanches tienen habitualmente una configuración y un número de plantas que les permiten mantener “escaleras no protegidas” en las condiciones previas a la ampliación, pero alcanzan alturas de evacuación que superan los 14m tras la misma, con lo que requerirían “escaleras protegidas”.

Este problema, que puede parecer menor, imposibilita los levantes en edificios de viviendas en el supuesto de que la interpretación que se haga del CTE obligue a la sustitución de las primeras por las segundas.

May 22, 2018

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *